martes, noviembre 04, 2014

El viernes 31 de Octubre de 2014 teníamos una cita, la primera edición de la Halloween Run. Una carrera terrorífica organizada por la revista Runner's World en el hipódromo de la Zarzuela de Madrid. Al ver el cartel de la carrera no dudé ni un segundo en apuntarme, ¿correr mientras te persiguen zombies? I'm in!

Get the look: Cortavientos de Reebok, camiseta de Nike y mallas de Oysho.

El día de la carrera llegamos sobre las 19h al hipódromo a recoger nuestros dorsales. Había bastante cola aunque al final lo conseguimos. Sin duda lo mejor hubiese sido asignar un punto de recogida de dorsales durante la semana para agilizar el tema. Seguramente para una próxima edición lo harán así.

En esta oportunidad los corredores saldríamos en varias tantas, la primera que era competitiva, y después otras no competitivas. La nuestra era la tercera y salía a las 20:20h.


Esta vez mi dorsal fue el 761, y por primera vez no había nervios en la línea de salida. Simplemente ganas de pasarlo bien y de terminar la carrera en una pieza. Porque claro, ya nos habían advertido que el recorrido sería en su mayoría de trail y además en "oscuridad absoluta". Así que tampoco quería que por una gracia diera marcha atrás en la recuperación de mi tobillo.

En la primera tanda, la Elite, había rostros súper conocidos del atletismo y el running como Martín Fiz, Abel Antón, Victor Gallego, Vanessa Veiga y Cristina Mitre de Mujeres que Corren entre otros. Ellos serían los encargados de inaugurar la carrera, justo a las 20h.


La línea de salida era una fiesta y había un montón de corredores zombies, brujas, vampiros y otras criaturas extrañas que bailábamos al ritmo de Thriller, mientras esperábamos la cuenta atrás que nos abriría las puertas a 6,66km de oscuridad y terror.


Después de uno 50 minutos, ¡lo habíamos conseguido! Habíamos sobrevivido a una carrera donde a la vuelta de la esquina te encontrabas algún Zombie perdido que quería atacarte o algún personaje extraño colgado a un árbol que te hacía cortar la respiración. El recorrido fue por partes complicado, por una parte la oscuridad y por otra el terreno que era baste irregular. Así decidimos ir muy despacio para evitar algún tropiezo.


Al terminar la carrera, hemos ido a buscar nuestras bolsas del corredor, que incluía la Runner's World de Noviembre, el Runner's Coach "La Biblia de las lesiones" (como anillo al dedo), una camiseta técnica, geles y otras cositas más. Aquí podéis ver todo lo que nos dieron:



La verdad que la experiencia estuvo muy divertida, fue una carrera sin prisas, sin presión, sin tiempos, simplemente estaba disfrutando. Ahora toca retomar poco a poco el asfalto y empezar a preparar las carreras más serias, así que si el tobillo quiere... ¡vamos para adelante!

¡Hasta la próxima!

¿Nos leemos?

Carmen.

4 comentarios:

  1. Lo importante es que disfrutaste mucho y que tu tobillo sigue en proceso de recuperacion. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si Jessi! Parece que vamos por buen camino :)

      Eliminar
  2. Me encanta!! se nota que la disfrutasteis !! un besiño guapa!!

    eduardosoutoblog.com

    ResponderEliminar